Benjamín Oseguera

Soy Benjamín Oseguera Pérez, Tanhuatense de nacimiento, Guaymense por adopción y Hermosillense por convicción. Nací en un ranchito  de Tanhuato de Guerrero, municipio del Estado de Michoacán de Ocampo. A la temprana edad de cinco años tenía claro que mi vocación era ser locutor e ingeniero agrónomo. Mi abuelo tenía un radio de pilas, el cual desarmaba, ya afloraba mi afición por la electrónica; abría el radio del abuelo, mi madre me regañaba y yo le decía que quería conocer al señor que estaba adentro hablando porque quería platicar como él y que también deseaba trabajar como el ingeniero agrónomo don Fernando,quien asesoraba a los campesinos de la región. Mi señora madre,movía la cabeza y con gran pesar me decía:¡ay hijito, eso cuesta mucho dinero!, y nosotros no lo tenemos, conformate con trabajar la tierra para que por lo menos tengas para comer.

En esos  años mi padre trabajaba como jornalero agrícola en los Estados Unidos y cayó en cuenta que teníamos que aprender a leer y escribir, ya que ninguno de los dos sabía. Yo aprendí solo allá en el rancho, al darse cuenta mi madre de mi facilidad y hambre por tener más conocimientos, nos inscribe a mi y a mi hermano Raúl en una escuela de Tanhuato, Lo curioso es que yo no cursé el primer grado escolar; solo estuve un dia por la razón que me pusieron un examen y me mandaron  al segundo grado. Mi hermano y yo nos levantábamos muy temprano porque teníamos que caminar seis kilómetros para llegar a la escuela. Trayecto que aprovechamos mi hermano y yo para recolectar hojas de distintas plantas, ¿teníamos vocación por la botánica?. Al terminar el ciclo escolar, mi padre decide que emigre toda la familia a “La Perla del Mar de Cortés”, la Heróica Guaymas de Zaragoza, en el norteño estado de Sonora.

En la H. Guaymas terminé la primaria y secundaria. Por la situación económica me puse a trabajar y no continúe estudiando la preparatoria, estudios que realice años más tarde en la preparatoria nocturna.

El gusanito de la Radio seguía rondando por mi mente. A los 14 años fuí a tocar la puerta de una cabina de radio… me recibió el locutor en turno preguntándome: ¿qué se te ofrece chamaco?, pregunta que respondí con un sincero ¡quiero ser locutor!… el locutor me vio de arriba  abajo, se sonrió y me dijo: pasale para que conozcas la cabina; ese día inolvidable comenzó mi formación, primero como operador y después como locutor. Mi maestro fue el locutor Joaquín Balderrama Torres. La radiodifusora donde comencé a practicar fue XEFX “los profesionales de la radio”. Don Joaquín me aconsejaba e insistía para que estudiara alguna profesión y que la radio la tomara como un complemento. Fui cuatro veces a presentar examen para obtener mi certificado de locutor a la Ciudad de México. Hoy día soy ingeniero agrónomo y locutor. He trabajado en varias estaciones de radio, tengo más de 30 años de experiencia. En la radio, los radioescuchas me conocen como “ El Pi, Pi, Pi, Pin, güino RONSAY”. Me puedes escuchar en el programa La Hora del Recuerdo . Actualmente imparto talleres de locución. Ocho años formando las futuras generaciones de locutores.

Todos los días recuerdo con mucho cariño las palabras de mi madre: ¡ay hijito, eso cuesta mucho dinero!. Con muchas ganas, interés, sacrificios  firme convicción y vocación por labrarse un destino… hay que fijarse metas… “ESTO PARA MÍ ES y FUÉ EL ÚNICO CAMINO AL ÉXITO”.

 

Demo 1:

Demo 2:

Demo 3:

Nuestros Colaboradores

Preparatoria Educativa Pirámide del Sol advertisement

Dále “Me Gusta”

Enlaces Radiofónicos