Lupita Martínez

Desde pequeña me gustó la poesía, a los 7 años me aprendí el poema “A mi Padre” del poeta mexicano  Juan de Dios Peza. Mi papá, orgulloso, era mi  promotor y seguidor, me daba 5 pesos cada vez que la declamaba en público.

La precoz declamadora creció. En la preparatoria surge mi interés por la radio.  A finales de la década de los 80’s tuve la oportunidad de trabajar como operadora suplente los fines de semana y los días festivos en el Grupo Uniradio en la radiodifusora  MB y en Estéreo 100. Esa época romántica de la radio me apasiona y me atrapa totalmente. La programación se hacía totalmente manual y los operadores  nos encargamos de girar la música, dar la hora y sacar al aire la pauta de anuncios comerciales, éramos todos unos malabaristas, las manos pasaban de las tornamesas a las grabadoras de cinta y cartucheras. Recuerdo que mi mayor temor era dejar lagunas en la programación, eran mis pesadillas recurrentes incluso muchos años después de haber dejado de trabajar en la radio.  Hoy en día con el apoyo de las computadoras todo está automatizado y en algunas radiodifusoras se despidieron a operadores… la radio queda en “piloto automático”… el precio por la digitalización. En lo personal siento que es el locutor quien atrapa al auditorio, y no nada más la música, por muy buena selección que sea.

 

Inspirada en la idea de ser locutora me inscribí en la escuela de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Sonora. Nunca  imaginé que a unas cuantas semanas de iniciar las clases, una compañera me invita a que la acompañe a realizar un examen de admisión en Informática en el Instituto Tecnológico de Hermosillo (ITH). Me convence y fuimos juntas, pensaba que no iba a quedar seleccionada, sin embargo también fui aceptada.

 

La Gran decisión llegó: inscrita en dos escuelas, en 2 carreras muy disímiles. Tuve que tomar la decisión de cual carrera elegir. A la sombra de un arbolito en los patios del ITH comparé ambos programas educativos y sin pensarlo mucho elegí Informática, de esa manera dejé de lado la idea y la posibilidad de ser locutora.

Ejercí como Informática por más de 26 años, por lo que se desarrolló en mí el gusto y la pasión por la tecnología educativa.

 

Las Cosas Cambian. Después de 18 años de servicio en mi último empleo, hubo recorte de personal por problemas de presupuesto y de reorganización. Lo tomé como una oportunidad para planificar el rumbo de mi vida. Los cambios de timón son positivos si asumimos decisiones bien pensadas. La vida no es estática, sería muy aburrida, la vida es constantes cambios y decisiones.

Con tiempo disponible, respaldada por mi familia y mi pasión por la tecnología escribí mi primer libro: “La Familia Digital en Tiempos de Internet y Facebook”. Edición en donde vierto  importante información que toda madre y padre actual debe aplicar para educar HIJOS DIGITALES.

 

Un buen día, escuchó  un promocional en Radio Sol sobre un Taller de Producción de Radio, inmediatamente supe que era para mi y me registré. Aprendí a crear productos radiofónicos y en Marzo formé parte de la 8va Generación del Taller de Locución, impartido en la Preparatoria Educativa Pirámide del Sol.

Actualmente soy la WebMaster del sitio web de Radio Sol. También estoy practicando como locutora en esta misma estación como voz acompañante de compañeros locutores y próximamente en mi propio programa.

 

Doy gracias a Dios, a la vida y a Radio Sol por darme la oportunidad de realizar mis más preciados sueños, incluso los que ya creía enterrados y olvidados.

Nuestros Colaboradores

Preparatoria Educativa Pirámide del Sol advertisement

Dále “Me Gusta”

Enlaces Radiofónicos